Soleado

8°C

Soleado

Clima:

Jaime García Chávez y el Prfor. Jirafales

Por Jesús Galindo, en Cd. Juárez.

Marzo de 2018.

No me distingo por promover la defensoría a favor del gobernador Javier Corral, ni soy un reaccionario contra aquellos que desde las ocho columnas y desde los micrófonos cuestionan lo que sea, por dos razones recientes que encabezan mi lista, primero porque generalmente no valen la pena tanta descalificación de encabezados en medios, cargados de lo que parece un rencor a costa de objetividad y en segundo lugar, porque el gobernador es tan hábil que no necesita defensores de oficio. Pero en esta ocasión, va parecer que reacciono y escribo en su defensa, ustedes juzguen

 

Resulta que el investigador y político Chihuahuense Jaime García Chávez en su columna del Diario de Juárez publicada el 25 de febrero de 2018, con el título de “Corral: la ineficiencia gubernamental”, motivado por un conflicto que se presenta en la Universidad Pedagógica Nacional aquí en Chihuahua (la Upnech), relata que el gobernador “respondió a los indignados alumnos y maestros: (sic) No puede ser que se use a los estudiantes para desahogar los tramites…A nadie va a salvar en términos de observaciones administrativas la movilización de estudiantes”. Enseguida, agrega García Chávez que la declaración le recordó el lenguaje de Díaz Ordaz en 1968. En esas palabras del gobernador Javier Corral, el investigador interpreta y escribe que no se encuentra el discurso de un demócrata, sino que el talante más claro es, que “los estudiantes (universitarios en edad ciudadana) no tiene capacidad de pensar por cuenta propia, son capitis diminutio, incapaces de absoluto derecho en sus personas. Por tanto, alguien les da cuerda y los mueve, los moldea como plastilina en la palma de la mano, penden de la cuerda que tienen los muñecos o de los hilos del titiritero…por si fuera poco, Corral cerró la puerta…como si fuera dispensador de prerrogativa que tiene un tufillo religioso”, así escribe García Chávez y luego él mismo, se recuerda como estudiante discutiendo de tu a tu en el despacho del entonces gobernador Oscar Flores.

 

“Hasta aquí, lo dicho es una simple consignación de datos duros: hay un conflicto en una universidad pública y una cerrazón gubernamental inadmisible, cargada de arrogancia…” en letras de Jaime García Chávez. En el resto de la columna, asegura que el gobierno actual ha dado muestras sobradas de su ineficiencia y cita con nombre y apellido a los secretarios del estado que él, García Chávez, considera como responsables de ineficiencias en sus carteras, incluso premiados con candidaturas sin méritos demostrados en la administración.

 

Ya en el plan de las interpretaciones, mi percepción es que García Chávez proyecta lo que puede ser un manual de corrientes revolucionarias para la manipulación de estudiantes, donde en aquellas tesis de la conspiración injustamente se les podría definir sin capacidad de pensar por cuenta propia, a quienes se les moldea como plastilina, a quienes se les da

cuerda y los mueven con los hilos de un titiritero. Así interpreto su artículo, porque él utilizó como dato duro, un conflicto universitario y un discurso del gobernador para justificar el centro de su titulo y del artículo mismo, pues pasó de una defensa de estudiantes y la descalificación del gobernador como una demócrata, a la acusación de secretarios y del gobernador por resultados ineficientes en el gobierno. Mi percepción de una utilización de estudiantes por parte de Jaime García Chávez, se refuerza con su capacidad analítica y aguda de llamar las cosas como son, sin titubeos en otras de sus intervenciones, que aun siendo posturas radicales las respeto, pero en esta ocasión, arrojó por delante a los alumnos tratando de disculpar sus argumentos, no tiene necesidad de escudarse.

 

Acaso García Chávez no encontró otros argumentos que los estudiantes por delante, para limpiar su pluma en el diario de sus publicaciones? El talante interpretativo del columnista sobre los estudiantes me recuerda un básico, a Don Ramón de Chespirito casi personificando a los educandos, que reclaman al profesor Jirafales con un “ya no me defienda profesor”.

 

Hoy ya cerré la puerta.-

Modificado por última vez enJueves, 24 Mayo 2018 13:19

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Directorio

Siguenos a través de: