Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 751
  • Fallo cargando el archivo XML.
  • JFile: :leer: No se ha podido abrir el archivo: /home/ipechihuahua2015/public_html/cuartopoder/media/k2/assets/js/k2.frontend.js?v=2.8.0&sitepath=/

Clima:

Campañas 2018: El baile de las encuesta

Por Jesús Galindo, en Cd. Juárez.

Mayo de 2018.

“Un conjunto de relaciones humanas que, ennoblecidas y adornadas por la retorica y la poética, a consecuencia de un largo uso fijado por un pueblo, nos parecen canonícas y obligatorias” Friedrich Nietzsche sobre la verdad.

 

Que vertiginosos eventos estamos viendo suceder en la campaña presidencial de 2018, ocurren tan pronto y tan de repente las noticas que no logramos digerir un anuncio cuando ya ocurren otros de toda índole, desde broncas de un candidato ya no en un lugar común, como es la oposición y el gobierno en turno, sino con cámaras empresariales que recientemente a partir de un relevo de partido en el gobierno en el 2000, al menos en el anuncio público, se dicen plurales y apartadas de las preferencias por partidos y candidatos.

 

Sin duda que el candidato de MORENA, por presentar la mayor cantidad de encuestas a su favor, incluso con obscenas ventajas vs sus más cercanos adversarios, y por su estilo tan descoordinado de ofrecer discursos y bonos monetarios disfrazados de justicia social a diferentes segmentos de la sociedad, con los cuales avienta todo tipo de desplantes y amenazas contra todo y todos los que no opinen como él quiere, es quien ha despertado la polémica, temor y desconfianza, entonces los análisis giran en torno a sus ocurrencias, que sirve decir de paso, son sus lugartenientes de campaña quienes se encargan de editar las imprudencias de los discursos y las declaraciones de su candidato.

 

La alianza del Frente por México, fue cuestionada por fusionar ideologías opuestas, sin embargo y a pesar del éxodo de militantes reconocidos de los partidos asociados que acusaron la falta de procesos democráticos en la selección de candidatos, enfatizo reconocidos miembros como un pedazo de un costado de un iceberg, que no las bases las cuales, ocultas en el océano, mantienen a flote el iceberg. La alianza se logró construir con tres premisas muy claras: Gobierno de coalición, ataque a la corrupción y a la impunidad y corregir la curva del futuro de los mexicanos hacia condiciones dignas.

 

Los sucesos decantaron la carrera presidencial, de entre cinco candidatos registrados solamente dos están disputando el triunfo en las elecciones, faltan dos meses de campaña y tres candidatos ya no ven oportunidad aunque no lo reconozcan, tan es así, que el candidato del partido en el gobierno actual ya identificó a los primeros culpables de su derrota y los removió de sus funciones, eso fue rápido pero no desapercibido, sin embargo no hubo tiempo de platicarlo en las mesas de café, porque llegaron más sorpresas i n a d m i s i b l e s ¡!

 

No terminamos de digerir aquello, cuando el candidato de MORENA presume su fotografía con brazos en alto, flanqueado por dos ex dirigentes nacionales del PAN, los mismos que en tiempos del presidente Felipe Calderón, se aborrecían recíprocamente, uno defendiendo al presidente y acatando sus instrucciones y el otro, contradiciendo al presidente hasta que lograron perforar la nave del partido que con sus militantes lucha por no naufragar. Con el candidato de MORENA se encuentran los ex panistas, claro a cambio de una candidatura segura al senado y a cambio de un lugarcito en el poder. Nos estremece, vomitamos los de afuera y los que están adentro también.

 

En el actual proceso, calificado como el más espectacular en la historia de México, incluso como la cuarta transformación después de la revolución mexicana en voz de uno de los candidatos, no se impone la discusión ideológica ni programática de partidos y candidatos, se está imponiendo el baile de las encuestas de preferencias. Unas son de escandalosas bandas anchas de ventaja de AMLO, otras de cercanos empates, otras de empates técnicos, otras dan por ganador a Ricardo Anaya en ejercicios de segmentos focalizados.

 

Lo cierto es que las metodologías de las encuestas y sus muestras, están orientando las repuestas viciando la objetividad del resultado, el escepticismo y la desconfianza es tanta como ver quien paga las encuetas para favorecerlo levantando consultas a modo.

 

Ya no se discuten ofertas de izquierda, centro o derecha, ni se defienden pensamientos conservadores, liberales, sociales o de libertad, se defiende la encuesta y la casa encuestadora y por delante van los pretextos comunes: No a la corrupción.

 

Los afortunados que logran ser encuestados (yo en 40 años no he sido encuestado), nos toman el pelo a todos, no solamente a los partidos y sus candidatos, se burlan, se ríen, bailan con los encuestadores y su corazón sigue latiendo hasta que depositen la boleta en la urna y dibujen una sonrisa del maléfico guasón en su rostro.

 

No hay más verdad de las encuestas, que la del juicio final, o sea el día de las elecciones. No es ocioso entonces, concentrarse en las encuestas? Parece que no, porque la percepción si cuenta.

 

 

 

Antefirma.-Adentro se acusan de necios, de traidores y de intolerantes, pero allí siguen, en esas filas morenas.

Modificado por última vez enJueves, 24 Mayo 2018 13:07

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Directorio

Siguenos a través de: