CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El huracán “Harvey” se debilitó a categoría 1 al tocar tierra la noche de ayer y esta mañana en Texas, dejando a su paso algunas personas heridas, daños materiales y se prevé que cause inundaciones catastróficas en los próximos días.